Laborales e interinos del Ayuntamiento reclaman un concurso de méritos para consolidar sus empleos

Fuente: Canarias 7 de fecha 26/08/21 enlace

Se concentraron este miércoles en las Oficinas Municipales para exigir la estabilidad de sus puestos. Denuncian falta de voluntad política para negociar una salida.

Un grupo de los 854 trabajadores laborales indefinidos y 140 interinos que tiene el Ayuntamiento capitalinose concentraron en la mañana de este miércoles ante las Oficinas Municipales para reclamar la fijeza de sus empleos. Una medida que entienden que «es constitucional» y está avalada por María Emilia Casas, expresidenta del Tribunal Constitucional, que plantea convertir en trabajadores fijos «a extinguir» a los empleados y empleadas públicas que han sufrido el abuso de la contratación temporal. Para lo que propone la creación de una nueva categoría, la de «personal estabilizado» con carácter indefinido, para cumplir la directiva comunitaria 1999/70/CE y la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

«En la mayoría de los servicios el personal es temporal», explica Jessica López, presidenta del comité de empresa del Ayuntamiento, mientras sus compañeros dejan patente con pitos y pancartas su rechazo a la propuesta del gobierno local de convocar «un concurso de oposición libre» extraordinario antes de fin de año, «donde se pondría en juego todos nuestros puestos de trabajo».

«Es una matanza», dice la representante de los trabajadores sobre esa propuesta del Ayuntamiento y de otras administraciones públicas, pues cree que el personal afectado no estaría en igualdad de condiciones que «personas que llevan años metidos en academias».

Asegura que con estas protestas que iniciaron en mayo, algunas «de forma conjunta con los compañeros de la Comunidad Autónoma» que ayer se acercaron a mostrarles su apoyo, buscan «que se cumpla la normativa europea y las distintas sentencias, tanto española como del TJE, en cuanto a la fijeza del personal».

Añade que esas sentencias recogen que «hay que sancionar a las administraciones y no a los trabajadores», que son los que han sufrido «el abuso de la contratación temporal». Así, pone como ejemplo el hecho de que en el Consistorio capitalino «el que menos lleva, lleva 15 años», y «en la mayoría de los servicios, el personal temporal es mayoritario». Además, señala que «con la que está cayendo en Servicios Sociales, el 90% de su personal es laboral», trabajadores que entiende que con esa OPE iría a la calle.

Apunta que el resto de los servicios presentan un panorama similar, pero que en la negociación que retomarán en septiembre con el Ayuntamiento l o único que se ha puesto sobre la mesa «es un concurso de oposición libre, con lo que la antigüedad te vale pero una vez apruebes el examen».

Ante esta postura, explica que « desde Intersindical hemos presentado un conflicto colectivo, que afecta a todo el personal laboral, pidiendo la fijeza» y «como segunda opción vamos a proponer negociar un concurso de méritos para convertirnos en laborales fijos» y «estabilizar nuestros puestos de trabajo», pues aclara que «nuestra petición no es hacernos funcionarios».

Penélope Rubio, trabajadora social de Familia e Infancia y miembro del comité de empresa, vincula la solución que buscan personas que como ella llevan «20 años» en el Ayuntamiento, a una «cuestión de voluntad política».

«No se ha buscado ninguna forma de consolidarnos», denuncia. Añade que «somos personal esencial» de un servicio que «en varias ocasiones hemos pedido mejoras porque no tenemos el personal que nos hace falta». Y «ahora el Ayuntamiento, después de 20 años, quiere convocar un concurso de oposición» pero «entendemos que lo que tiene que hacer es consolidar nuestra fijeza».

Señala que « no estamos pidiendo ser funcionarios» sino «nuestra fijeza en base a nuestra experiencia». Por eso, « pedimos al alcalde una solución para que los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento puedan permanecer hasta el final de su relación laboral», algo que «no es incompatible con que entre personal nuevo», pues «tenemos compañeros que de aquí a 10 años se van a jubilar».

Indica que «hay carencia de personal en todos los servicios» y no se va a contratar nuevo personal, «sino a sustituir unos trabajadores por otros». Y añade que e l perfil del trabajador es el de «más de 15 años en la administración y una media de edad de 50 años».

También habla de que «hace falta voluntad política» para resolver la situación Isabel Quintana, que lleva 20 años en el Ayuntamiento, los últimos 16 como laboral indefinido en Recaudación. Dice que «estamos ante una administración envejecida», pues «la mayoría nos vamos a jubilar en menos de 10 años». Y aboga porque «se cumplan las sentencias y los autos del TJE», pues «estamos en abuso de temporalidad. Somos las víctimas, no los verdugos».

De igual modo opina Guillermo Quintana, que suma 17 años como interino en la Unidad Técnica de Familia e Infancia. Afirma que «somos doblemente víctimas», pues «llevamos 20 años esperando una oposición que no llega». Dice que afrontar un proceso de esas características ahora es complejo para muchos trabajadores, y apunta a «un concurso de méritos» como la salida más factible.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: