LAB traslada al Juzgado las claves para «identificar» a los beneficiarios de la OPE

Fuente: naiz de fecha 28 de enero 2022 enlace

LAB ha comunicado este viernes un «hallazgo de suma relevancia» en el marco de la investigación sobre la OPE de Osakidetza, en los exámenes de traumatología de 2016-17: las palabras clave que «servían para identificar a primera vista a las personas que debían sacar buena puntuación».

LAB ha comunicado este viernes un «hallazgo de suma relevancia» en el marco de la investigación sobre la OPE de Osakidetza, en los exámenes de traumatología de 2016-17: las palabras clave que «servían para identificar a primera vista a las personas que debían sacar buena puntuación».

Exámenes de Osakidetza en 2018. (Marisol RAMÍREZ / FOKU)
Exámenes de Osakidetza en 2018. (Marisol RAMÍREZ / FOKU)

La investigación de la OPE de Osakidetza cuenta con un elemento probatorio importante desde hoy, según ha comunicado LAB. Indica que ha trasladado al juzgado de instrucción número 2 de Gasteiz un hallazgo muy relevante en los exámenes de traumatología, por lo que solicita una prórroga en la investigación. Se trata de las «palabras clave necesarias para romper el anonimato» que debía regir dicha prueba.

Así, tras su indagación LAB afirma haber constatado que las palabras «LENKE, MASON, LICHMAN o REAGAN MORREY, subrayadas y con mayúsculas, servían para identificar a simple vista a las personas que debían sacar buena puntuación. El 95% de las personas que sacaron más de 70 puntos utilizaron estas palabras clave».

«A la vista de este relevante hallazgo, esperamos que la magistrada reconsidere su criterio sobre la importancia de analizar los exámenes de las 21 categorías investigadas y acepte la prórroga de 6 meses para poder ser analizados como se merecen», apunta LAB.

En paralelo, el sindicato ha solicitado «la ubicación geográfica del puesto de trabajo de las y los 48 aspirantes de traumatología que obtienen más de 70 puntos y que emplearon dichas palabras clave. Esta solicitud va dirigida a poder estudiar la vinculación de estas personas con los miembros del tribunal. En Alto Deba, por ejemplo, su jefe de servicio participó en la confección del examen y todos sus subordinados y subordinadas utilizaron la señal detectada y acumularon las notas más altas del ejercicio».

«Ese tipo de situaciones no fueron investigadas en su momento por Osakidetza, a pesar de descubrir que los vocales del tribunal, conociendo ya los casos que formaban parte del ejercicio, se reunieron de manera clandestina en el hotel Astoria días antes del examen», añade LAB.

Llegados a este punto, LAB muestra «certeza» de que «los exámenes encierran las evidencias definitivas de filtración. De ahí nuestra insistencia por aportar esos documentos originales a la causa. Hasta ahora, en las dos únicas categorías en que hemos conseguido los documentos originales se han identificado serias anomalías y coincidencias, muy difíciles de explicar salvo si se ha producido una filtración».

Apelación a la antigua dirección

Recuerda de paso que «Osakidetza no vio indicios de filtración en traumatología, ni tampoco en ninguna otra categoría a pesar de situaciones que rozan el bochorno y que solo son posibles cuando se goza de una impunidad total. La investigación farsa que efectuó Osakidetza es una evidencia más de la actuación del ente. Los directivos del ente fomentaron y blindaron un mecanismo de garantía para que se produjeran las filtraciones e intentaron ocultar la existencia de las mismas de múltiples maneras, incluidas reuniones clandestinas y ocultadas a la investigación durante mas de dos años, como en el caso de las reuniones con el filtrador de cirugía plástica y su ‘elegida’ en las que participaron tanto directivos de Osakidetza como del IVAP».

Considera por último que «solo la comparecencia de la antigua dirección de Osakidetza –que hemos solicitado nuevamente- podrá arrojar luz sobre las grandes incógnitas que rodean al modelo de OPE que se promocionaba en 2018 como el más garantista y limpio de la historia de Osakidetza por boca del consejero Darpón».

Lakua, a la espera del veredicto

Por su parte, la consejera de Salud, Gotzone Sagadui, ha insistido en que el caso está en manos de los tribunales. «Está en vía judicial y tendremos que esperar al veredicto que se adopte», ha apuntado.

«Serán los tribunales, la autoridad competente, la que deba llevar a cabo el desarrollo de las investigaciones que corresponda. Nosotros colaboraremos, como siempre lo hacemos, con la justicia para el esclarecimiento de todos los hechos que se nos requieran y luego hay que esperar a que ellos resuelvan sobre esos supuestos hechos», ha añadido en respuesta a las preguntas de los periodistas en la rueda posterior a la reunión del LABI.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: