#interinos, las cosas como son

Fuente: Sintoniza Europa de fecha 15 de febrero de 2022

La primera sentencia que me dieron a analizar en la Facultad de Derecho de la UB, allá en 1976, fue una de la Audiencia de Mallorca que incluía la frase “las cosas son las que son, y no lo que las partes dicen que es”. Y esta máxima, en el tema de los interinos, es bien aplicable a la situación actual. Frente a la lamentable situación de los interinos, todos los partidos están haciendo una cosa y publicitando otra. Todo para ganar votos. Y éstos, los afectados, están recibiendo permanentemente mensajes cruzados, que los ponen de los nervios. Así, mientras en el Congreso de Diputados Ciudadanos, y después en el Senado, acordaba por mayoría, y sin que constate impugnación o voto expreso alguno en contra, el texto definitivo del “Proyecto de Ley de medidas urgentes para la reducción de la temporalidad en el empleo público”, incluyendo la anuencia de Ciudadanos, uno de sus eurodiputados se manifestaba en la calle y en el Europarlamento en contra, de forma visible, y ruidosa delante la prensa y los propios interinos. Días antes, su jefe de filas, en el europarlamento, nos había dicho que todo el pescado estaba vendido. Tenemos claro que ha sido del problema. Un ariete de la oposición para el gobierno de turno. Primero lo utilizaron los Socialistas y Podemos, ahora el Partido Popular, Ciudadanos y VOX. Sin importarles los dramas personales, por mucho que se abrace entretanto a las víctimas o te manifiestes con ellos. En esta ceremonia de la confusión no ha faltado la prensa, dando día sí, día también, mensajes contradictorios. Y tantos han sido, que es indudable que a los implicados, los que les pilla cerca y los de lejos, hayan entrado en paranoia. “Temo que un interino me robe mi plaza” reza un titular de “El Español”, el diario de cabecera de VOX, mientras que esta formación se manifiesta con los interinos y forma parte de la comisión que acuerda la Ley. Al mismo tiempo, dicha participación en la aprobación es silenciada por el medio. Y el ruido ha llegado a las instituciones europeas, “El comisario europeo Schmit asegura a los interinos que Bruselas verificará que la reforma de la temporalidad se adapte a la normativa comunitaria”, dice otro portavoz extraoficial de la judicatura más carca, judicatura que sólo piensa en hacer “caldo gordo” contra el gobierno. Aunque no salga en el titular, también el Comisario les dijo que los estados son soberanos en su área de influencia. ¿Es que podía decir otra cosa?. Recordemos lo que nos avanzó el susodicho jefe de filas de Ciudadanos, y alto representante del Parlamento Europeo. Y es que el pescado estaba vendido. Poco añadir más aquí que las reuniones privadas o públicas con funcionarios europeos de diversos niveles, por parte de todos los implicados. Y mientras tanto, el TJUE se ha metido en su caparazón esperando que escampe. Ya ha dicho lo que tenía que decir. Y es que para decir “no”, ya tiene el filtro del Tribunal General. Y es que aquí, además, hay profesionales que han de justificar el poco éxito logrado, por lo que prometían. Mensajes contradictorios también, de los grandes sindicatos Comisiones y UGT, que se han reunido y presionado al gobierno y a la Comisión para mantener los pingües beneficios de sus academias preparatorias de funcionarios. Les va la vida en ello. Y pese al ruido reinante, mentiríamos sin embargo, si decimos que la Unión Europea no ha puesto la mano en el Proyecto de Ley en el último momento. Lo hace cuando dice: “Los 69.000.000 de fondos New Generation del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia contempla en su componente 11, relativo a la Modernización de las Administraciones Públicas, la reforma referida a la reducción de la temporalidad en el empleo público. Es decir, que toda la conflictividad de los interinos se va a traspasar al control de la Orden Ministerial HFP/1030/2021, de 29 de septiembre, por la que se configura el sistema de gestión del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Publicada en: « BOE » núm. 234, de 30 de septiembre de 2021 y de la Directiva 2019/1937 de Whistleblowers que regula los canales de denuncia y que sobrepasa su período máximo de transposición el 17 de diciembre de 2021, cosa que le permite aplicarse sin transposición, sin anestesia.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: