La Inspección de Trabajo anuncia una jornada de huelga, la primera de su historia, para el 30 de marzo

Fuente: Confilegal de fecha 9 de marzo de 2022 enlace

Tras ocho meses de espera, solo se concreta el incumplimiento del Gobierno del acuerdo del pasado 7 de julio que recogía una serie de medidas fundamentales para salvar el funcionamiento de la Inspección de Trabajo.

Se confirmaron los malos presagios. El próximo 30 de marzo, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) y personal administrativo de apoyo, a través de ocho sindicatos que refrendan las movilizaciones, irán a la huelga. La primera de esta entidad centenaria en nuestro país.

Tras ocho meses de espera, solo se concreta el incumplimiento del Gobierno del acuerdo adoptado el pasado 7 de julio que recogía una serie de medidas fundamentales para salvar el funcionamiento de la ITSS.

Con carácter previo y como primera medida de protesta de carácter colectivo, se han convocado concentraciones de los trabajadores de la ITSS ante cada una de sus sedes provinciales para el día 22 de marzo entre las 12.00 y las 12.30 horas. En la Comunidad Autónoma de Canarias el horario será de 11:00 a 11:30 horas para hacerlo coincidente con la acción en ámbito peninsular.

En la convocatoria, rubricada por ocho sindicatos (CCOO, CIG, CSIF, FESESS, SITSS, SISLASS, UGT y UPIT), se explica que el paso se da porque «se carece de la plantilla necesaria, se carece de los recursos técnicos y materiales fundamentales».

También se indica que no existe un reconocimiento al esfuerzo de su plantilla», que ha multiplicado su actividad a consecuencia de la pandemia y de la legislación aprobada en los últimos años (como los ERTE o el teletrabajo)

Al mismo tiempo señalan el trabajo adicional que les colca el Ministerio con distintas campañas antifraude lanzadas desde el Ministerio de Trabajo (como las que han perseguido la contratación temporal irregular o los abusos cometidos contra las empleadas de hogar).

A juicio de los organizadores de esta jornada de parto, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social sufre una acumulación de déficit que colocan su actividad al borde del fracaso. Se carece de la plantilla necesaria, se carece de los recursos técnicos y materiales fundamentales.

AL BORDE DEL AGOTAMIENTO

No existe un reconocimiento al esfuerzo de su plantilla y la colaboración de esta, que es lo que ha salvado el funcionamiento de esta institución en los últimos años, está en vías de agotarse.

Todas las organizaciones que suscriben el comunicado de prensa que ha recibido Confilegal han convocado un primer día de huelga de 24 horas de toda la plantilla de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para el próximo día 30 de marzo.

Aunque, por parte de las organizaciones convocantes, se ha mantenido una posición excepcionalmente moderada en lo que a las exigencias de aplicación de un acuerdo que ya tiene ocho meses de retraso, se ha llegado a un punto
en donde solo puede concluirse la voluntad del gobierno de incumplir el mismo y provocar el completo abandono del organismo y de su plantilla.

Desde la plataforma que convoca dicho paro se explica que no pueden permanecer en silencio cuando, por un lado, el Ministerio y otros órganos de este Gobierno, ensalzan el papel de la ITSS y el trabajo que desde esta institución debe abordarse en el futuro y por otro se olvidan de reforzarla y desprecian las medidas esenciales que se habían acordado como primer paso para superar los déficits existentes en este organismo.

Sorprende aún más si cabe la debilidad de los máximos responsables del Ministerio de Trabajo y Economía Social que renuncian a defender un acuerdo que ha sido suscrito por ellos, avalado por la propia ministra, y que responde a un diagnóstico compartido para buscar las soluciones necesarias en la Inspección de Trabajo y Economía Social que debiera servir para construir la institución que este país necesita en este siglo XXI.

“Es indudable que abrir un conflicto en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social puede tener consecuencias que afecten a la ciudadanía”, destacan.

También aclaran que “no está en nuestra voluntad propiciar un deterioro aún mayor de nuestro organismo, pero de cara al futuro serían mucho más peligroso transigir y mantenernos en silencio ante decisiones políticas que propician una situación que en su desarrollo futuro pone en riesgo el papel y la calidad del servicio que debe garantizarse desde la

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: