Portada » «El teletrabajo de los funcionarios no beneficia al ciudadano. Falla y hay que analizarlo»

«El teletrabajo de los funcionarios no beneficia al ciudadano. Falla y hay que analizarlo»

Tiempo de lectura: 17 minutos 31 visitas

Entrevista a la consejera de Presidencia, Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Nieves Lady Barreto

Barreto, que repite en el Gobierno por segunda vez, llega dispuesta a introducir cambios y lograr que la administración pública canaria sea eficaz y eficiente. Lograr más competencias y fortalecer la Policía Canaria, sus retos.

–Están a punto de cumplirse los dos meses en el cargo. ¿Qué se ha encontrado al entrar?

– Al llegar hicimos un balance de situación para ver cómo estaban las cosas y yo creo que ha faltado planificación en el anterior Gobierno, de cara a problemas que podían venir. En el caso de la isla de La Palma y los decretos en los que se estaban trabajando para la reconstrucción, el agrario y el de vivienda, por ejemplo, nos hemos encontrado que tras ocho borradores tienen advertencias de posible inconstitucionalidad. Sobre la marcha nos hemos puesto a trabajar para salvar esos problemas y esperamos que para octubre estén ya avanzados.

– Respecto a las cuatro áreas que integra su Consejería, ¿qué retos se ha planteado?

– Queremos avanzar en la simplificación administrativa. Tenemos que conseguir modernizar los procedimientos, hacerlos más sencillos, simplificar el lenguaje, que sea más sencillo para el ciudadano acercarse a la administración y también tenemos que evaluarnos. Hay que quitar el miedo a evaluar. Si simplificamos procedimiento, eliminamos burocracia, hacemos más sencillo el lenguaje y no evaluamos, no sabemos si lo hecho beneficia al ciudadano. No sirve para nada. En la administración hay que hacer un cambio también en la manera que tienen los funcionarios de acceder al empleo público. Estamos haciendo exámenes como se hacían desde que se constituyó la comunidad autónoma. Hay regiones que han sido valientes, han dado un paso al frente y han modificado la manera de acceso a la Función Pública. Hay que cambiar las bases.

–¿En qué sentido? ¿Ya no se hará un exámen teórico y otro práctico?

–Hay que ir a un modelo más práctico de forma que, al final, lo que has estudiado lo sepas aplicar. Esto no pasa ahora. Está casi todo inventado pero hay que ser valientes para hacerlo.

– ¿Qué medidas van a tomar para que el acceso del ciudadano a la administración sea más eficiente?

–Con procedimientos más ágiles y menos burocracia. También es importante ser transparentes.Llevamos unos años en los que hay que administraciones con buena nota en transparencia pero yo creo que nos hemos acomodado a los indicadores. Nacieron en su día pero hay que ser más exigentes. Hay que salir de la zona de ‘confort’ en la que nos hemos instalado las administraciones y exigirnos un poquito más. Así conseguiremos que la administración sea un espejo más abierto al ciudadano. Quizás no hay que tener un sobresaliente y sí un notable en permanente mejora.

– ¿Van a volver a la atención presencial?

– Sí. Tenemos que evitar que un ciudadano en un mundo digital como el que vivimos tenga que presentar los papeles 3, 4, 5 o 60 veces para lo mismo. Pero ojo, el mundo digital en el que vivimos ha aislado a muchas personas. Se tiene que recuperar la atención sin cita previa, al igual que facilitar a que una persona sin conocimiento de internet se pueda relacionar con la admimistración. Hay que volver a las citas presenciales.

– Este objetivo parece difícil de cumplir con un decreto de teletrabajo que permite a los empleados públicos trabajar desde su casa tres días a la semana y que ha sido muy criticado por varios sectores por la dificultad de ser atendido en plazo y forma.

– El decreto del teletrabajo hay que mirarlo. Esto no significa que vayamos a dar marcha atrás pero hay que analizarlo. El decreto ha provocado que la mayoría de los trabajadores ha planteado su plan de trabajo, decide lo que necesita el departamento y se organiza él mismo. Es el propio funcionario que lleva un expediente el que lo decide y debe haber que alguien coordine esto. Esto está generando problemas a los ciudadanos y falla. Tenemos que mirar donde mejorarlo porque hay quejas. De momento hemos pedido un estudio para ver cómo está siendo la aplicación de este decreto. Cuando esté veremos qué hacer pero, lo que está claro, es que tal y como está ahora no puede ser porque no beneficia al ciudadano y empeora la relación que tiene con la administración.

– ¿Cuáles son los objetivos en materia de justicia?

– Aquí tenemos el reto de mejorar la estructura judicial. Se inició en la legislatura 2015-2019 pero seguimos con problemas en la Ciudad de la Justicia de Santa Cruz de Tenerife. Hay un edificio comprado en la anterior legislatura pero hay que dotarlo y además hay que definir los suelos para el Palacio de Justicia en Fuerteventura. Habia un terreno pero lo quiere recuperar el Ministerio de Defensa. Estamos buscando con las administraciones de allí la mejor ubicación. Hay problemas con los juzgados de Los Llanos y Santa Cruz de La Palma. Se han quedado pequeños y hay que buscar una nueva ubicación. Hemos pedido a Los Llanos un suelo y en Santa Cruz de La Palma, también. Hay problemas también con los juzgados de San Bartolomé y Granadilla porque la licitación salió tarde y hemos pedido una prórroga. Confiamos en que a medidados del año que viene ya lo tengamos. Y luego hay otro reto en justicia: agilizar. Y para ello, hay que crear salas judiciales por ejemplo en La Palma para que los juicios no se sigan acumulando en Tenerife. Lo decidirán los jueces pero esa es nuestra voluntad. También queremos potenciar la mediación. Nace en la legislatura del 2015-2019. Donde se ha puesto ha sido un acierto. Aligera la carga en los tribunales y facilita una solución anticipada.

– ¿En seguridad se han propuesto potenciar la Policía Autonómica, en qué sentido?

– En esta legislatura hemos decidido separar seguridad y emergencias. Funcionalmente están separadas y eso lo permite. En esta legislatura tenemos que consolidar el crecimiento de la Policía Canaria. Tenerla para que solo esté en Tenerife y Gran Canaria y con escasos medios no tiene sentido. Es cierto que nació, vino la crisis de 2008 y se estancó su crecimiento. En la legislatura de 2015 desatascamos los procesos selectivos y en la última se dio un impulso. Ahora hay 75 efectivos en fase de formación y se van a convocar otras 100 plazas. Tenemos que tener una dirección general que potencie eso, que cambie el modelo y nos permita avanzar en funciones y consolidar el cuerpo. También hay que asumir las competencias transferidas en el Estatuto de Autonomía y que aún no hemos asumido. Hemos pedido desde los servicios jurídicos del Gobierno la Comisión Bilateral para empezar a trabajar en esas competencias, entre las que están seguridad privada y servicios penitenciarios. Queremos tener todas las competencias transferencias en su gestión plena y que no suceda como con Costas. En esto queremos ir rápido pero bien. En seguridad también queremos contar con una unidad de análisis estadístico e información.

–Información, como la que reclaman en el tema migratorio.

– Sí. La inmigración es un tema estructural de Canarias y España. No es un problema; el problema se genera cuando hay falta de gestión y es estructural porque, podrán venir más o menos, pero van a seguir llegando personas a Canarias. Y así hay que verlo. Aquí nos tenemos que poner las gafas todos. Ahora por ejemplo nos preocupa lo que ha pasado en Marruecos. O la ayuda allí es eficaz o a la gente no la van a poder contener allí y nosotros necesitamos tener la información para poder actuar con previsión. En este sentido, es importante que participemos en las reuniones de coordinación en materia informativa de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para poder conocer la situación y lo que se sabe de situación en esos países y demás. Esto permite estar preparados. Es cierto que nuestra competencia es la de los menores no acompañados pero tenemos inmigrantes aquí y tendremos que estar preparados. Por ejemplo, si con anterioridad sabemos que podemos tener un colapso en el hospital de El Hierro por la llegada de cayucos eso se puede prever y actuar. Ya luego hablaremos de los fondos pero, si actuamos antes, evitamos el problema.

– ¿Tienen buena relación con la Delegación del Gobierno?

– En materia de seguridad también tenemos que estar en las reuniones periódicos de la Delegación de Gobierno con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad para el día a día. En la legislatura del 2015-2019 lo logramos pero ahora ya no estamos. Tenemos que recuperarlo igual que preparar la Junta de Seguridad Canarias-Estado. Queremos que se celebre y sería la cuarta. La última fue en febrero de 2019. Allí se trata todo lo que tiene que ver con la Policía Canaria y todo lo que tiene que ver con la seguridad. En la última reunión se habló de la posiblidad de que la Policía Canaria participara en el programa Viogén pero se quedó parado y creemos que podemos echar una mano a mujeres de vigilancia y apoyo. También se pueden compartir bases de datos en materia de tráfico y DNI y demás. Hay que activar esta Junta.

–¿El objetivo es que la Policía Canaria deje de ser el patito feo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad de Estado?

– Queremos que pueda asumir las competencias que tiene en materia de seguridad, que pueda tener efectivos para hacerlo y a partir de ahí, que se extienda a toda Canarias. No tiene sentido tener una Policía Autonómica que suele esté en Gran Canaria y Tenerife.

– ¿Por qué no está en el resto de las islas?

–Porque cuando nace lo hace con base en estas dos islas y con una previsión de efectivos que se paró con la crisis de 2008. Tras ella el dinero fue a otros asuntos más vitales. En esta legislatura tiene que crecer y tener unidades en todas las islas. Hay que modificar la ley también que empieza a estar obsoleta para adaptarla al modelo de policía al que aspiramos.

– ¿Qué modelo de policía quieren?

– Un modelo en el que pueda asumir las competencias que tiene en materia de seguridad pública, desarrollar sus competencias, presencia y base en todas la islas y participar de forma plena con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en competencias que afectan a la comunidad autónoma. Ahora el problema es que los ayunamientos nos llaman para todo porque hay una infradotación de policías locales. Nos llaman para fiestas, para seguridad pública… En menores, por ejemplo, son los que están en Gran Canaria pero podríamos hacer más con esto al igual que en temas de violencia de género. Para ello necesitamos más efectivos.

– ¿Cuántos efectivos tiene ahora la Policía Canaria?

– Cuando incorporemos los 100 previstos superaremos los 300. En la Junta Seguridad de 2011, en la segunda, había una propuesta de que cuando la Policía Canaria superara los 300 efectivos el Estado se comprometía a confinaciarla.

– En inmigración, ¿para cuándo el mando único?

– Es algo que depende de Pedro Sánchez pero es fundamental. Ahora mismo tenemos que hablar con seis ministerios e inmigración son problemas todos los días. Uno de ellos que nos preocupaba mucho es Salvamento Marítimo y que no se amplíen las plantillas. El propio personal dice que no son suficientes. También nos preocupan los menores inmigrantes. No ha habido acogimiento real por el resto de las comunidades autónomas. O el Gobierno de España impone una obligación en esto o hay que buscar una alternativa. El Gobierno de España tiene 20 millones de euros para las comunidades autónomas que vayan a hacer acogimiento. Si no los acogen necesitamos parte de esos fondos, para nuevos centros, personal… Si ellos no los atienden y están en Canarias nos los tienen que dar.

– Han invitado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a viajar a Canarias para ver con sus propios ojos los que está ocurriendo con la inmigración. ¿De verdad creen que no lo sabe?

– No sé si lo sabe o no; espero que sí pero creo que es importante que vea de primera mano la situación. El mando único funcionó muy bien en 2006 y permitió un único interlocutor para atender a la comunidad autónoma y desbloquear asuntos. Es de lógica. No es lo mismo dirigirte a uno que a siete para ser más eficaz.

–¿Temen que las nuevas promesas queden en nada?

– Sabemos que en El Hierro van a crear nuevas plazas y que está en fase de adjudicación. Y espero que cumplan. Yo creo que sí.

– ¿Saben que CC tiene la sartén por el mango para pedir ante una investidura fallida y que Pedro Sánchez tome la iniciativa?

– En la agenda canaria está efectivamente el asunto migratorio. En la agenda canaria está lo que necesitamos. También esta el asunto de Palma, los 100 millones de los Presupuestos a cuatro años. Los de este año los queremos ya. En cuanto a lo de CC y las exigencias ante una posible investidura de Sánchez le corresponde al partido y al secretario general y a los insulares pero sí tenemos que hablar de agenda canaria, lo haremos.

–Hay ‘plan b’ del Gobierno de Canarias para atender a los inmigrantes si finalmente no se disponen más recursos y la oledada de llegadas sigue?

–Ya los estamos haciendo. Hay una sentencia reciente del Gobierno de Murcia que obliga al Estado a pagar los gastos sanitarios. Esto está ahí. No hace falta ir a los tribunales. Es algo que tienen que asumir.

– La nueva estructura del Gobierno ha sido ampliamente criticada porque aumentan los altos cargos y su gasto?

–La estructura del Gobierno responde a varios ejes. En primer lugar, a los objetivos y el programa electoral. En cuatro años en la oposición tuvimos muchas reuniones con varios colectivos. Por ejemplo, la Dirección General de Discapacidad. Discapacidad tiene 30.000 solicitudes sin resolver y el plazo medio de resolución en Las Palmas es de 2,5 años, en Santa Cruz de Tenerife, de cuatro. Era una demanda del sector, por ejemplo. La Dirección General de Mayores y de Cronicidad es otro caso, otra demanda del sector. Otros ejemplos surgen del programa electoral. Por ejemplo, el dividir Seguridad y Emergencias, eso viene porque vamos a asumir más competencias y tenemos que trabajar ya. La creación de la Consejería de Universidades y Ciencia está dentro del pacto firmado en 2021 por el sector y los partidos políticos. Reto Demográfico y Cohesión Territorial, por primera vez un Gobierno cuenta con este área. Por tanto, responde a a las demandas del sector, a las competencias que vamos a asumir, a los acuerdos en el Parlamento y al pacto electoral.

– ¿Van a seguir los procesos de estabilización?

– Los procesos de estabilización continúan. Hay una OPE a punto e caducar y que estamos corriendo para que no pase. Tenemos una Función Pública que reconoce que en unos meses no va a poder atender a la demanda de trabajo que tiene. Está muy mal de personal.

Fuente: canarias7.es

0 0 votos
Tu Valoración
Suscribirse
¿Qué te notificamos?
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Nos encantaría conocer lo que piensas, por favor, deja un comentario.x
×
Scroll al inicio