Portada » La Xunta indemnizará con 50.000 euros a una interina que sustituyó 19 años a una liberada sindical
Ciudad de Justicia Vigo

La Xunta indemnizará con 50.000 euros a una interina que sustituyó 19 años a una liberada sindical

Tiempo de lectura: 5 minutos 39 visitas

Una auxiliar de enfermería sustituyó entre el 2004 y el 2023 a la misma empleada y la despidieron un mes antes de pedir la jubilación

Una auxiliar de enfermería interina que sustituyó a una liberada sindical en Vigo desde el 2007 al 2023 ha logrado que la Xunta le indemnice con 50.123 euros por despido improcedente. La echaron cuando solo le faltaba un mes para jubilarse y había pedido una baja de cuatro días por un dolor en las cervicales.

El TSXG reprocha a la Xunta que mantuviese tanto tiempo, casi 20 años, a una trabajadora en situación temporal para reemplazar a una liberada sindical cuando era evidente que hacían falta dos puestos. Además, tras despedirla, contrataron a otra trabajadora temporal. Otra clave del caso es que dado que esta se jubiló al poco, aunque el despido es improcedente, la Xunta no tendrá más remedio que pagarle el dinero porque ella ya está retirada y no es posible optar a la readmisión.

La trabajadora, que ahora tiene 67 años, firmó en el 2004 un contrato de interinidad con la Consellería de Política Social para prestar servicios a tiempo completo como auxiliar de enfermería. Primero, sustituyó una baja médica de la liberada sindical, en el 2005 suplió una maternidad y vacaciones de la misma persona, y desde ese hasta el 2013 la sustituyó ya en calidad de liberada sindical. Durante los siguientes años, siguió sustituyendo en su puesto a dicha liberada sindical pues esta estuvo adscrita temporalmente a una residencia de Santiago y en el 2022, la misma logró el puesto de funcionaria de carrera como auxiliar de clínica y siguió en el mismo centro en comisión de servicios.

El 20 de febrero del 2023, la jefa territorial firmó el cese de la interina que llevaba casi dos décadas haciendo la sustitución porque en breve la titular tomaba posesión en un nuevo puesto. El despido fue justo el día después de que la empleada iniciase una baja de cinco días por una cervicalgia (el Área de Xestión e Servizos Xerais habían avisado tres días antes para anunciarle su cese) y al poco la sustituyó en el mismo puesto otra empleada temporal que reemplazaba a la titular, la cual se reincorporó a su plaza tres semanas después. La despedida, un mes después, tramitó con el INSS su jubilación a la vez que demandó a la Xunta por despido improcedente.

El Juzgado de lo Social número 5 de Vigo, en una sentencia de abril, le dio la razón a la trabajadora despedida porque vio que había devenido en personal indefinido no fijo por fraude y condenó a la administración a readmitir a la empleada o abonarle una indemnización de 50.123 euros.

La Xunta presentó un recurso de suplicación en la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). Argumentaba que la trabajadora ya se tenía que haber jubilado en el 2022 y que quiso prorrogar un año más. También recordó que esta había pedido la jubilación un mes después del despido.

La sala confirma la indemnización pero declara extinguida la relación laboral que unía a las litigantes por la jubilación de la auxiliar de enfermería. Por tal motivo, la Xunta no puede readmitirla y tendrá que abonarle la indemnización. El TSXG ve una «evidencia del período de tiempo tan largo durante el que se ha mantenido la interinidad, así como la prolongada adscripción de la trabajadora sustituida, sin que el empleador haya acreditado que la adscripción del trabajador sustituido a otro puesto distinto obedeciera a razones temporales y no a una necesidad estructural de mano de obra». Concluye que la empresa necesitaba en realidad disponer de trabajadores indefinidos para ocupar de forma permanente esos dos puestos de trabajo.

«La sentencia es firme a día de hoy al no haber sido recurrida por la consellería», indican fuentes del Área Laboral del despacho Vento Abogados & Asesores, que defendió a la trabajadora y obtuvo la sentencia favorable. 

«A interpretación que hacemos da sentencia é o carácter abusivo da contratación temporal polas administracións públicas e que se suma ós reveses xudiciais que veñen sufrindo dende hai anos, sen modificar estas prácticas», dice la abogada Fátima Insua, de Vento Abogados.

En los últimos meses, el TSXG ha dado varapalo a la Xunta y a la Universidad de Vigo por alargar durante años la temporalidad de sus trabajadores.

Fuente: lavozdegalicia.es

0 0 votos
Tu Valoración
Suscribirse
¿Qué te notificamos?
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Nos encantaría conocer lo que piensas, por favor, deja un comentario.x
×
Scroll al inicio