Interinos: Carne de cañón

Tiempo de lectura: 4 minutos 97 visitas

¿Se acuerdan de aquella película: ‘Por qué le llaman amor cuando quieren decir sexo’? pues eso, ¿por qué le llaman consolidación (y van seis) cuando quieren decir oposición?

Cómo se trata a los interinos aquí es de juzgado de guardia, pero no solo a ellos y ellas, sino que al realizar un proceso tan ambiguo, aquí se jode todo el mundo: interinos, contratados y por supuesto a los opositores que por primera o segunda vez intentan acceder a un puesto en la administración pública.

El resultado no puede ser otro que la frustración y la indignación. Pero lo peor aún está por llegar: ¿Quién sale en defensa del personal que se ve inmerso ene un modelo que está provocando tanto malestar?

Desde la escabechina que se sigue haciendo al SEF (D.E.P), pasando por el grotesco y hasta indecente sistema que humilla a los economistas en el acceso a determinadas plazas, y terminando por el IMIDA, el IMAS o la ya ‘privatizada’ gestión medio ambiental, y es que el personal temporal (interinos incluidos), son utilizados como carne de cañón ante la inacción y hasta cachondeo de las organizaciones sindicales, que siguen a su … bola, y es que en el oasis se vive como dios, mientras cientos de interinos siguen en medio del desierto pidiendo un poco de agua y sombra.

Lo ocurrido el domingo pasado en el examen de Gestión no es ni más ni menos que el resultado de políticas de recursos humanos sin pies ni cabeza, y es que si hay una institución, junto a la iglesia, que sigue en el siglo pasado, es la administración pública, esperemos que no tengamos que cruzar el ecuador de del siglo XXI para que algunos se den cuenta que hemos cambiado de siglo.

Nadie está haciendo nada por cambiar las reglas del juego (normativa) ante el pase a la situación de jubilación forzosa de miles de trabajadores de la función pública regional, no hay la más mínima hoja de ruta para el traspaso del conocimiento, más aún, lo único que se les ocurre, es coger a los opositores por el cuello y sumergirlos en el charco de la indignación, como avisándoles de que tendrán que dejarse algo más que tiempo, dedicación y dinero para ser fijos.

Nadie se percata que esos interinos, a los que le decimos que no han sido capaces de superar un examen rebuscado y hasta malintencionado en algunas preguntas, son los mismos que el viernes anterior están sacando expedientes adelante, los mismos que hoy siguen cobrando por hacer su trabajo correctamente, y es que si buscan incoherencia e incongruencia en Google, un día de estos aparecerá la foto de la Dirección General de la Función Pública junto a las organizaciones sindicales en la Mesa General.

Por: Miguel Hernández Valverde

Fuente: blog.laopiniondemurcia.es

0 0 votos
Tu Valoración
Suscribirse
¿Qué te notificamos?
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Nos encantaría conocer lo que piensas, por favor, deja un comentario.x
Scroll al inicio