Portada » El número de despidos en Navarra alcanza el nivel más alto de los ocho últimos años
Cola del paro

El número de despidos en Navarra alcanza el nivel más alto de los ocho últimos años

Tiempo de lectura: 8 minutos 22 visitas

Tras ello está el final de los ERTE y el aumento de la contratación indefinida

El buen comportamiento general del mercado de trabajo en Navarra tiene un preocupante borrón en cuanto a los despidos. Según los últimos datos recientemente publicados por el Instituto de Estadística de Navarra (Nastat), 2022 terminó con 8.551 despidos. Es una cifra que marca un récord en los últimos nueve años y se sitúa un 64,8% por encima respecto los 5.190 contabilizados cinco años antes. Se trata de un comportamiento que puede atribuirse en parte a la generalización de la contratación indefinida, aunque el grueso de este incremento podría provenir, según explican las distintas fuentes consultadas, al final de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) tramitados durante la pandemia y los problemas de desabastecimiento asociados a la posterior recuperación.

Pese a que los datos respaldan el buen momento que vive el mercado laboral navarro, que puede presumir de unos niveles récord de afiliación a la Seguridad Social, con 304.560 cotizantes en febrero, y una tasa de paro del 7,1%, el valor más bajo desde 2008, el fuerte incremento de los despidos desde 2019 se ha convertido en una fuente de preocupación. Aquel año se caracterizó por la paulatina desaceleración económica que tuvo como puntilla, doce meses después, la brutal crisis económica provocada por la pandemia. De un año para otro, los despidos se dispararon un 36,9%, al pasar de 5.714 de 2018 a 7.823 en 2019.

Las medidas de protección social establecidas para frenar la destrucción de empleo durante la covid, principalmente gracias a la generalización de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), lograron que los despidos no se descontrolaran. De hecho, 2020 terminó con un recorte del 6,5% en el número de despidos respecto a 2019. Posteriormente, la recuperación económica contribuyó a que 2021 concluyera con otra leve mejoría del 1%. Pero esta estabilización del número de despidos durante un periodo económico muy complicado no tuvo continuidad.

Durante 2022 se produjo otro fuerte incremento de los despidos en Navarra tasado en el 18,2%. Fueron nada menos que 8.551 despidos, la cifra más alta registrada desde 2015. Este negativo dato contrasta con la buena salud general del mercado de trabajo, una aparente contradicción que algunas de las fuentes consultadas atribuyen en parte al aumento de la contratación indefinida que provocó la última reforma laboral, lo que obliga a que los ajustes de plantilla se tengan que operar mediante despidos en vez de la amortización de trabajadores eventuales que se estilaba antes.

No obstante, otra explicación que complementaría este fenómeno pasaría por la finalización del periodo de gracia en la infinidad de ERTE que se tramitaron durante la pandemia y que se prorrogaron al año siguiente con motivo de los graves problemas de aprovisionamiento de componentes y el fuerte aumento de los costes energéticos. Según la normativa vigente, las empresas que se acogieron a los ERTE estaban obligadas a mantener a los trabajadores afectados por un periodo de seis meses. Transcurrido ese plazo, las compañías son libres de ajustar sus plantillas, algo que parece haber ocurrido durante 2022.

Los sindicatos abogan por adaptar la indemnización a la situación personal

Los dos principales sindicatos de Navarra, UGT y CC OO, son conscientes del drama que hay detrás de cada despido. Es por ello que siempre han defendido que la ruptura de la relación laboral sea el último recurso tras agotar el resto de opciones que ofrece la actual normativa. Lo cierto es que existen alternativas que pueden aplicarse, aunque la medida estrella de los últimos años ha sido el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Este instrumento legal permite suspender por tiempo tasado los contratos de los empleados, que pasan a cobrar el desempleo con el consiguiente ahorro de costes laborales.

Tanto en UGT como en CC OO pretenden dar un paso más allá para disuadir a las empresas de recurrir al despido como medida más cómoda para afrontar momentos difíciles. La actual normativa aplica un mismo rasero para todos los afectados, de forma que es la antigüedad el principal factor para el cálculo de las indemnizaciones. Las organizaciones sindicales entienden que este método es demasiado inflexible y consideran que ha llegado la hora de introducir otras variables. De esta forma, es la situación personal en la que puede quedar el afectado por un despido la que también permita ajustar mejor la compensación económica cuando la relación laboral toca a su fin. Entre los elementos para moldear el cálculo de la indemnización se introduciría el daño causado atendiendo a las circunstancias personales.

Respecto al aumento de los despidos en 2022, la secretaria de Política Sindical, Social e Igualdad de UGT en Navarra, Marisol Vicente, lo atribuye al difícil contexto económico que todavía reinaba debido a los coletazos de covid y, principalmente, los efectos de la invasión rusa de Ucrania. Descarta así que el aumento de los despidos vaya a continuar en 2023 y utiliza los buenos datos de afiliación a la Seguridad Social y el descenso del paro durante 2023 como argumentos para respaldar este convencimiento. “No creo que el final de los ERTE haya podido incidir en un incremento de los despidos porque las empresas podían solicitar uno nuevo al decaer el primero”, explica.

Por contra, la secretaría de Formación, Empleo, Mujeres e Igualdad de CC OO en Navarra, Pilar Ruiz, sí está convencida de que el aumento de los despidos puede estar relacionado con la generalización de los contratos indefinidos tras la última reforma laboral: “Al reducirse tanto las opciones de hacer contrataciones temporales, no hay tantas señalizaciones de contrato porque ya no hay tantos contratos temporales. Y, claro, la vía cuando tienen que ajustar plantilla es el despido”.

CLAVES
​1 Menos paro y más despidos
. En los últimos años ha crecido el número de afiliados a la Seguridad Social y se ha reducido el paro, aunque se ha registrado simultáneamente un aumento de los despidos.
2 Expedientes de regulación. Las empresas que han aplicado ERTE durante la pandemia y en los momentos de desabastecimiento no podían despedir en los seis meses siguientes a la finalización del ERTE.
3 Dinamismo. La necesidad de ajustar plantillas en muchas empresas que aplicaron ERTE se ha compensado con el aumento de la contratación en otras compañías.
4 Contratación indefinida. Otro factor que puede haber influido en el aumento de los despidos es la última reforma laboral, que generalizó la contratación indefinida. Aquellas empresas que antes amortizaban el empleo eventual se ven ahora obligadas a despedir en sus ajustes.

LA CIFRA
​18,2% es el aumento del número de despidos en Navarra que se ha registrado comparando los dos últimos años disponibles. Así, en 2021 se produjeron 7.237 despidos por los 8.551 de 2022. La cifra más baja de los últimos años fue de 5.190 despidos en 2019.

Fuente: diariodenavarra.es 07.05.2024

0 0 votos
Tu Valoración
Suscribirse
¿Qué te notificamos?
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Nos encantaría conocer lo que piensas, por favor, deja un comentario.x
×
Scroll al inicio