Portada » Andalucía renueva la Ley de la Función Pública casi 40 años después con los votos a favor de PP y PSOE

Andalucía renueva la Ley de la Función Pública casi 40 años después con los votos a favor de PP y PSOE

Tiempo de lectura: 9 minutos 78 visitas

Con los votos a favor del PP y del PSOE, el Pleno del Parlamento andaluz aprobó este miércoles la Ley de la Función Pública de Andalucía, que sustituirá a una norma de 1985, y que pretende “la introducción de elementos de modernización, dinamización y buena gobernanza en la gestión de los recursos humanos” de dicho sector de la administración.  

En la exposición de motivos de este proyecto de ley, que contó con los votos en contra de Vox, Por Andalucía y el Grupo Mixto-Adelante Andalucía, se asegura que con la norma se pretende constituir “un instrumento de modernización para lograr un empleo público de calidad, cualificado, eficiente y comprometido con la realidad social y las exigencias y anhelos actuales, todo ello con el objetivo último de favorecer la excelencia en la prestación de los servicios públicos a la ciudadanía en una administración del siglo XXI”, según el Gobierno andaluz.

La nueva norma incluye entre otras novedades la carrera profesional -una demanda histórica de los funcionarios- y una evaluación del desempeño, que podrá ser positiva, con complementos económicos, o negativa.

Con la carrera profesional, el personal funcionario e interino tendrá oportunidades de ascenso y promoción sin necesidad de cambiar de puesto de trabajo con la percepción de este nuevo concepto retributivo.

En la evaluación del desempeño, habrá complementos retributivos en caso de que sea positivo, pero si el resultado es negativo se deberá llevar a cabo un programa de formación específica y, si se repite de forma consecutiva, se limitará la evaluación de los méritos en los concursos de traslado y se podría resolver de forma reglamentaria.

La nueva ley crea un comité de coordinación del empleo público y establece un régimen disciplinario propio de la Administración. Además, aumenta las medidas de conciliación y recoge la posibilidad de teletrabajar, cuando el puesto lo permita, reconociendo además la necesaria desconexión digital.

También incorpora una disposición adicional para dar una solución a un millar de interinos que han encadenado contratos durante años e incluso décadas, y que estaban siendo cesados.

Horarios, teletrabajo y desconexión digital 

Por otro lado, esta ley también establece como novedad, en lo que respecta a la jornada de trabajo y horarios de los trabajadores de la función pública, la “posibilidad del desempeño de las funciones del puesto de trabajo de forma no presencial o a distancia, cuando su contenido competencial lo permita, así como la necesaria desconexión digital“.

Al final de su debate en el Pleno, y antes de su votación, el consejero de Justicia, Administración Local y Función Pública, José Antonio Nieto, agradeció quienes han participado en la elaboración de esta ley que lleva a la administración andaluza “al siglo XXI” y que “no es de nadie, sino que puede ser de todos”, afirmó.

Regulación del personal directivo

El proyecto de ley aprobado pretende “regular dentro de la organización de la Administración la figura del personal directivo público profesional, con un estatuto propio que será objeto de posterior desarrollo reglamentario, que ocupa aquellos puestos cuyo trabajo consiste en definir, planificar, garantizar y coordinar el correcto desarrollo de las estrategias y actuaciones a seguir dentro de su unidad administrativa, de acuerdo con la acción de gobierno, impulsando la calidad institucional y los valores públicos”.

La ley se estructura en 181 artículos, distribuidos en 13 títulos, 37 disposiciones adicionales, trece disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y cuatro disposiciones finales.

Una “novedad esencial” de la ley es la regulación de las funciones que corresponden a las diferentes clases de personal empleado público. Así, según destaca el texto del proyecto, por primera vez se incluye en una norma andaluza reguladora con carácter general de la función pública la identificación de las actuaciones administrativas que implican participación directa o indirecta en el ejercicio de potestades públicas o en la salvaguarda de los intereses generales, a cuyo efecto se determinan las que serán desempeñadas exclusivamente por personal funcionario.

Además, en este proyecto “se determina, por primera vez en Andalucía, quiénes son personal directivo público profesional“, y se establece una relación de puestos de dirección, y se establece “un régimen jurídico y retributivo que incluye los acuerdos de gestión, con los objetivos a cumplir, y la titulación exigida”.

En virtud de esta ley, “la selección del personal directivo público profesional se realiza en convocatoria pública y obedece a los principios de idoneidad, mérito, capacidad y publicidad, valorando significativamente experiencias profesionales y competencias técnicas y directivas”, según abunda el proyecto de ley, por el que, además, se crea la Comisión independiente de selección de personal directivo público profesional.

Asimismo, la ley regula los nombramientos y ceses del personal directivo público profesional y establece un sistema periódico de evaluación del cumplimiento de los acuerdos de gestión, cuyo resultado determina “la continuidad en el puesto y la cuantía de la parte variable de sus retribuciones”.

De este modo, el personal directivo público profesional debe dedicar un número mínimo de horas al año para su formación y desarrollo”, así como “debe cumplir un código ético y de conducta”.

PP y PSOE votan juntos

En el turno de intervenciones de los grupos, el diputado del PP-A Juan Bueno puso de relieve las “muchas” enmiendas aceptadas a “todos los grupos políticos” en el marco de un trabajo “muy fructífero” para intentar “el máximo consenso posible” en torno a una ley “muy necesaria”, según ha subrayado antes de valorar también que el Gobierno andaluz “se ha fajado” con el “problema sobrevenido” de los interinos de la Junta “para que todo el mundo saliera bien parado desde la legalidad”.

El parlamentario del PSOE-A Víctor Torres defendió que su grupo ha trabajado “activamente” para consensuar una ley “de referencia” y “de carácter institucional” para el que se han introducido “mejoras” merced a sus enmiendas, de las que se han incorporado unas 70, según ha destacado, al tiempo que ha valorado que con ella se sientan “los cimientos” para la estabilización de personal interino, si bien ha apostillado que esta norma “todavía tiene mejora de recorrido”.

El diputado de Vox Benito Morillo denunció que el PP-A se ha “negado” a buscar el “consenso” con su grupo y ha recurrido a una “verdadera imposición” fruto de su mayoría absoluta, y en esa línea ha criticado que sólo les han transaccionado “unas cuantas” de las 103 enmiendas parciales presentadas que coincidían con otras del PSOE-A y Por Andalucía y que “no son determinantes para el propósito que tenía Vox”, según ha lamentado antes de afear al PP-A su “continuo coqueteo con las políticas de izquierda”.

La portavoz adjunta de Por Andalucía, Esperanza Gómez, apuntó que “ha faltado un poco de cocción parlamentaria” para esta ley “tan importante” con la que a su grupo le hubiera “gustado un poco más de trabajo de la ponencia”, si bien ha valorado que con ella se busque “resolver el tema del personal interino”, que era algo que había que “hacer ya con una norma con rango de ley”, tras lo que ha reclamado que se haga lo mismo para el reconocimiento de su categoría al colectivo de técnicos de Enfermería.

Fuente: diariodesevilla.es

0 0 votos
Tu Valoración
Suscribirse
¿Qué te notificamos?
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Nos encantaría conocer lo que piensas, por favor, deja un comentario.x
×
Scroll al inicio